El #UNANOteCalles ya había ocurrido en 1.996

Esta historia rescaté del Facebook, del muro de Marcos Ibañez, la verdad que tengo que aceptar que no tenía NI una idea al respecto… pero bueno, eso no es algo anormal, ya que al leerla, cualquiera se da cuenta que es lógico que una noticia así no sea publicada.

Lo único que puedo decir de esto, son 2 cosas que siempre digo «aquellos que no recuerdan su pasado, estan condenados a repetirlo» y que: la peor carcinomatosis de este país, es el partido colorado.

Te dejo con la lectura…

Enfrentamos a la misma cúpula que no cumplió acuerdos firmados en el 96

Sólo la movilización de la juventud universitaria puede cambiar la universidad

Osvaldo Ruiz - FEUNA

Osvaldo Ortiz, de formación arquitecto, profesional del audiovisual, fue secretario general de la Federación de Estudiantes de la UNA -FEUNA en el año 1.996, cuando miles de estudiantes tomaron el rectorado de la universidad en demanda de reforma universitaria y cambio estatutario, lo mismo por el cual los estudiantes se levantaron ahora.

En el año 1.996 me tocó ser parte de una movilización universitaria en la UNA, llegamos a sitiar facultades y el rectorado, fuimos muchos los que sabíamos que iba a ser duro, y que ni siquiera los cambios nos iban a tocar a nosotros, pero había que hacerlo por una cuestión de compromiso con la tierra que nos vio nacer.

Todo empezó cuando protestamos por el plan académico, era el mismo plan desde 1.956 en la facultad de arquitectura (en otras peor) después de analizar la situación y debatir con el consejo directivo, decano y asambleas, nos trataron de menos por ser estudiantes, por no estar a la altura, así que vimos que la única forma de lograr atención de la ciudadanía era la de desnudar corrupción: los planilleros, los docentes multicargos, las obras sobrevaluadas, las licitaciones amañadas, el mantenimiento que no se hacía , los talleres mecánicos mau, y todo lo que se puedan imaginar, porque vimos que en donde se podía hacer una trampa, se hacía, pero creo que lo más aterrador fue descubrir, la venta de notas y títulos, negocio que se había instalado hace décadas atrás.

Otro motivo era que había una forma de trato indignante para con los estudiantes, que podían ser aplazados, o perseguidos de cualquier forma, y en varios casos terminaban también comprando conciencias, a veces con amenazas, otras por becas, viajes e incluso motocicletas. La universidad todavía se regía por la ley stronista de universidades, exigíamos una asamblea universitaria, con más participación de estudiantes, la paridad era lo ideal.

El rector Luis H. Berganza había sido decano de la facultad de química en la dictadura, había metido policías a reprimir sin respeto a la autonomía universitaria e inclusive pasando informes de estudiantes agitadores a Pastor Coronel.

Desde la facultad de arquitectura nos movimos para obtener datos de presupuesto y ejecuciones presupuestarias, así pudimos compartir con las demás facultades datos que nadie manejaba, el presupuesto de la UNA, que no alcanzaba, así que empezaban a encarecerla, el ingreso era cada vez más caro así como los aranceles, cuando profundizamos descubrimos que habían creado FUNDUNA, una fundación que manejaba gran parte del presupuesto de la UNA.

Los miembros de la fundación eran los más allegados a Berganza, o sea Berganza rector le daba el dinero de la UNA a la fundación de Berganza para que administre.

Cuando más profundizábamos mas encontrábamos, por ejemplo; la ley que metió el diputado Chiola – un copy/ paste de una ley chilena, con el mismísimo texto y errores – que creaba el CEMIT, donde se controlarían los medicamentos y demás productos de consumo para la salud.

Lo denso era que Chiola era dueño de Farmacias y Berganza era el Regente de los laboratorios del entonces Ministerio de Industria y Comercio.

O sea, Berganza le daba a Berganza que controle los medicamentos que firmaba Berganza, el rector de la UNA… esa paradoja resultaba en que hubieron denuncias de medicamentos que no tenían lo que decían tener. Se manipulaba la salud de la gente. Así de grave, así de mafioso.

Durante meses fuimos recolectando documentos y pruebas de las malversaciones del dinero público, del dinero de la educación, recurrimos y denunciamos a todas las instituciones del Estado.

No nos dieron las respuestas que debían, ni las acciones que les tocaba llevar adelante en estos casos, así como nos dimos cuenta de que el partido de gobierno tenía correligionarios en todas las cabezas de las instituciones protegiendo a sus correligionarios estén donde estén, hagan lo que hagan.

A esto se sumaban profesores que en algunos casos nunca los habíamos visto, así como estudiantes que actuaban casi como garroteros, otros infundiendo temor, de perder clases o la carrera, también a todo esto se sumaban las llamadas de amenazas de muerte a toda hora en nuestras casas, a nuestras madres.

Nos juntamos todas las facultades que tenían centro de estudiantes independientes, y se oponían las que eran fuertemente partidizadas, derecho, economía, veterinaria, y agronomía. Lo más difícil fue el apoyo de la prensa.

En ese momento por ejemplo en ABC ijapu Ilde Silvero decía que éramos oviedistas, en Última Hora, el compañero Morosini de filosofía fue despedido, trabajaba en la parte de diseño, pero el poder de influencia de la mafia de la UNA llegaba a muchos lugares, pocos escribían a favor de limpieza de la UNA, entre ellos, Andrés Colman, Guido Rodríguez Alcalá, y Rivarola.

Articulo recomendado: 7 razones para sumarse a la marcha estudiantil por una mejor educación.

La historia de 1.996

En Julio de 1996 sitiamos facultades y el rectorado, acampamos, nos atrincheramos, nos preparamos para la represión policial, incluso compañeros hicieron huelgas de hambre, al final logramos que la contraloría haga una intervención, 3 años después se comprobó 800 millones malversados, pero no hubo culpables.

Logramos que se haga una asamblea universitaria aumentando los cupos de estudiantes en los consejos y asamblea, no era lo que pedíamos, era lo que podíamos.

Después vinieron rectores unos peores que otros, como Pedro González, que había metido para un acto político a Lino Oviedo cuando era general en ejercicio, a la facultad de agronomía mientras González era decano, después vino el Ferrari colorado, Froilán Peralta que asistía sin rubor a mítines políticos, así como los propiciaba en la universidad, como resultado seguía la malversación de siempre, la que hicieron todos, hasta ahora.

Siempre se jugaron a dilatar estos procesos porque los estudiantes pasamos y ellos se quedan por décadas.

Exigiendo lo mismo a los mismos

Hoy veo que piden lo mismo a los mismos.

El mal es de raíz, es la cultura del aprovechador, del inescrupuloso, todo lo contrario de lo que debe formar una universidad en un país como el nuestro.

La universidad nacional es la herramienta de educación más importante de la república, porque debería formar a todo aquel que quiere ser un profesional, sin que dependa de su condición social, justamente por eso, porque la cura del cáncer puede estar en las ideas de un joven que no tiene como pagarse la universidad.

¡Loquísimo!

Osvaldo valora las conquistas y pide que los estudiantes no bajen la guardia, que se mantengan en alerta y movilizados.

Es contundente al señalar que los universitarios no deben confiar en promesas y que se deben mantener de pie, ya que cerca de 20 años después estamos pidiendo lo mismo a los mismos y la historia del 96 se puede repetir, cuando el estudiantado se replegó a sus aulas luego de firmar un acuerdo calcado casi a lo firmado en la actualidad.

Dicho acuerdo no se cumplió «estamos luchando hoy contra la misma cúpula» indicó.

Si te gustó, no dejes de compartir esto en las redes sociales, o bien, si tenes info extra sobre esto, dejame un comentario😉

Acerca de Chewfacha

Pienso, procrastino, luego existo #UnstoppableEntrepeneur en Twitter y en Instagram soy @Chewfacha y me dedico full time a Enlaces & Marketing
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s