Resumen del 2013

Vicente Rivas

Al escritor que no escribe, lo ahogan sus pensamientos

Si no recuerdo mal y le estoy pifiando cómo loco, creo que leí ésta frase de la mano de un capo al que siempre sigo, Emilio Marquez.

Con esto no estoy diciendo que sea un escritor ni nada de eso jaja pero sí, entre otras formas, escribiendo encuentro una manera de sacar para fuera todas las cosas que rondan en la cabeza, y vaya que todos necesitamos sacar esas cosas para afuera a veces, para no ir acumulándolas por años como si la cabeza de uno fuera un depósito de chatarras, la gente siempre busca una forma de hacerlo, ya sea con psicólogo, pasando tiempo con amigos, haciendo actividad física o por lo menos con el típico 3er tiempo, todo es válido.

Lo que sí que acá estoy «bloggeando» sobre algo random, después de muchísimo tiempo, me lo debia, y la ocasión lo amerita, no quería dejar pasar la oportunidad.

Más que despedirme del 2013, quería hacerlo en honor a mi viejo

Entre muchas cosas, rendirle éste pequeño «homenaje» (por darle un nombre) en conmemoración a su primer año, luego de su «desencarnación» como escuché una vez que también se le dice, suena mejor que muerte.

En homenaje a que se cumplió un año de aquel día en que todo lo vivido, aprendido, experienciado, pasó sin retorno, sin posibilidad de retruques, enmiendas, arrepentimientos, al baúl de los recuerdos.

Pasó un año de aquel momento que EN LA VIDA, me esperé vivir, siendo sincero, uno siempre se siente tentado y abducido por la idea de juguetear en la mente con escenarios fatalistas, ya sea la de uno, la de tal o cual persona, porque bueno, somos humanos, y sabemos que ésta transición que es la vida, tiene un punto final, y entre incertidumbre y curiosidad, quién más que menos piensa en eso.

Volviendo al punto, nunca me imaginé siquiera de casualidad la de mi viejo, debe ser por la forma en que siempre lo ví, un tipo despreocupado, siempre reventado de lo que la gente llama problemas, pero nunca viéndose sobrepasado por ellos, siempre riendo al respecto, minimizando situaciones y por sobre todo, a pesar de varias dificultades, siempre salía de esos problemas. No es para decir que las cosas fueron sencillas siempre, pero para él siempre había una vuelta.

Como se lo dije hasta en los últimos de sus días, uno de los 2 mejores regalos que el me pudo dar en la vida, fue la oportunidad de cumplir una meta que tuve por años, y era la de viajar, recuerdo aquel 2005 en que 2 semanas antes de vencerse el plazo de pago para dicho viaje, el INVENTÓ ese dinero. No me llenó de lujos, caprichos, pero siempre que quise algo de verdad, me lo dió, pero ese verdaderamente fue el regalo más significativo.

Por qué viajar es importante

Aún me acuerdo de lo que fue un año atrás, en realidad, sé que esos dias van a ser imborrables en lo que me quede de vida, y ruego porque sea así, días calurosos, idas y vueltas constantes en colectivos hasta Itaugua (2 horas de viaje en horas no pico) para llevar remedios por valor mayor de 2millones Gs., el día a día para conseguir esos remedios (a parte de ser caros, a veces no había en plaza) estudios en el hospital, fuera del hospital… ver una realidad, de la que tanto me quejo, pero siempre me quejé sin vivenciarla, hasta aquel momento, que es la de la gente con nulo acceso a una salud de calidad, comprendí que uno paga un hospital SOLAMENTE para estar en una habitación de hotel, climatizada y no ver la miseria humana de sus vecinos, nada más que eso, hasta el último momento de tanta incertidumbre, rabia, impotencia, tristeza, mi viejo nos repetia «no hagan locura» cuando considerabamos la opción de ir a internarlo en algún hospital privado de Asunción.

¡Gran lección! cuida tu salud, invertí en ella, al fin de cuentas es más barato y más FELIZ no tener que acudir a esos hospitales, es triste en serio, no te hagas ésto, no te lo mereces… y la salud, como el tiempo, es TODO lo que tenemos, la gente lo usa como si fuera fácilmente renovable.

Miro para atrás… y todo eso se fue, ya nada está, dias pasados me acordaba de la frase de la pelicula alemana Los edukadores, en la que unos jovenes graffiteaban por casas lujosas “Die fette jahre sind vorbei” y que yo debería ahora mismo graffitear por mi casa “Die dünne jahre sind vorbei” jajaja como cambia todo, pero igual uno cambiaría mil veces todo lo material, para que las personas en serio nunca se vayan.

Esas frases en aleman hacen alusión a la riqueza y la pobreza, mi situación económica hoy en día es mil veces mejor a aquella vez.

Rescato otra frase que habré visto en una de esas fan pages de autoayuda a las que le dí ‘like’ «el universo nunca te va a dejar abajo, cada vez que te encuentres en lo más profundo, siempre te va a enviar una señal de que está contigo, sea en forma de una oportunidad, una persona con ganas de ayudar, algo» y vaya que es así…

Este año fue bastante dificil, aunque por situaciones intensas ya he pasado, ésta vez, me tocaba a otro nivel, era de esas situaciones que crean conflictos, dudas, preguntas sin responder, vacio, dolor en el alma, existencialismo al mango, todo ese lindo combo explosivo que tiene como nombre duelo, nunca fuí un tipo maricón de llorar, pero hoy más que antes, puedo sentir más empatia con situaciones dificiles de personas, puedo permitir que mi alma se conmueva más escuchando historias, interpretaciones musicales, que son expresiones de otras almas… es como que un caparazón que tuve, ahora ya casi no está (chulina, que vairo)

 

Los tiempos de Dios son perfectos

Es otra frase que había leído en su momento y la relacioné con una idea que tuve. Horas después de despedirle a mi viejo… cuando una puerta se cierra, otra se abre, es trillado, pero es así, su partida, transformación, el nombre racional que vos elijas, fue una forma de romper mi status quo no más, el trainning terminó, ahora es mi turno de salir a la cancha, he aprendido que, en el momento en que decis «YA NADA ME SORPRENDE» papá, mamá… preparate, que la vida te viene encima, como la típica tortilla que se voltea (no seas tan orgulloso)

 

Por el «estilo de vida» que fuí adquiriendo, con esto del emprendedurismo, sumado a las constantes frustraciones, el no ver, o mejor dicho, no saber reconocer mis avances, me sentía como un viejo de 60 años que ya no tenía mucho por ofrecer, hasta que BOOM, al irse mi viejo, me dí cuenta que soy un pendejo de mierda que no sabe ni qué carajo hacer con su vida, y ni POR CASUALIDAD aún ha hecho gran cosa.. DRÁSTICO cambio jejeje

Ansiedad, depresión, obsesión

A pesar de aquel día en que todo cambió, no puedo dejar de admitir que tantas cosas cambiaron para bien, que valdría la pena citar algunas.

Pero eso sí, TODO cambió, es como que ESA calma, esa seguridad, ese confort en el que me encastré durante par de años, la famosa rutina… SE FUE, y con todo esto que se me presenta, solamente de mí depende que en MUUUCHO tiempo vuelva a caer en eso:

  • Durante el año experimenté la depresión, la ansiedad, y ahora gracias a Dios la obsesión.
  • Vencí miedos estúpidos que tenía, como jugar futbol, así es, aunque aún tengo que meterle garra a eso.
  • El amor, en diferentes expresiones, como las batallas por mi viejo, las cuales las realizaba TOTALMENTE desinteresado, y disfrutaba hacerlo, aunque (por suerte) no pasó por tanta agonia, cuando él se fue, sólo pedia una madrugada más, un dia más de caluroso verano de no dormir nada, de tan sólo cuidarlo, uno más, el famoso «cambio todas las cosas buenas, por un día más» pero el tiempo no es renovable. La solidaridad de los amigos cercanos y los no tanto, de la ayuda de la gente, a mí siempre me gustó hacer algo por colaborar en la vida de las otras personas, y nunca me imaginé lo lindo que se siente cuando uno recibe eso, y como un «gracias» o cualquier tipo de homenaje en recompensa queda TAN corto, y es TAN inmenso lo que hacen los otros por vos, una moneda cuando juntamos plata en la calle, las polladas, asadeadas, rifas que los vecinos organizaron por iniciativa propia, los amigos de mi papá, que a muchos de ellos yo ni siquiera conocia, que se hicieron presente, al acompañamiento de las personas queridas el día de la última despedida aquel 25 y 26 de diciembre, a los que estuvieron después, los que dieron consejos, es inmensamente desbordante.
  • La visita totalmente espontanea de mis padres anfitriones, que de la nada vinieron, con un «pan bajo el brazo» la oferta de ir a estudiar a Alemania, que desde ya lo lindo fue verles interactuar a la que es mi familia de alla, y a los de acá.
  • Sobrepasar una pequeña meta que yo creía imposible, que era facturar mis primeros 1000 US$ netamente con el internet, fruto de mi trabajo, cierro el año con mis 4000 US$ sé que no es mucho, pero para mí es glorioso, me puse una meta, y la sobrepase.
  • Conocer gente nueva, que aunque cosas sencillas, trajeron cosas que aportaron valor a mí vida.
  • Los amigos de antes que no me abandonaron, que para sorpresa, de repente vas conociendo cosas nuevas de ellos también y hasta siendo parte de su evolución, o como leí en este articulo, de su revolución.
  • Mucho trabajo, que aunque no es divertido jaja trae mucho aprendizaje consigo, mucha reflexión.
  • Y muchos miedos nuevos, que, bueno… aunque te coman la cabeza, son parte del flujo de la vida nada más.

Hacer pis

Se va otro año más y como una vez escuché «tengo un año menos de vida» jaja vamos por el 26º y bue… hay que hacer que valgan los que quedan por delante, que uno nunca sabe cuántos son.

Y como esto ya se puso muy largo y tampoco hay que ventilar tantas intimidades jaja les dejo con éstas lineas que una vez ví en Facebook y me coparon mucho y con ésta música que se escuchaba mucho en casa antes de la partida del viejo, y ya parecía no más que se despedia de nosotros con ella.

¡Chau cha y pasenla siempre bien! De vos depende, aún queda mucho camino por crecer.

Dios hubiera dicho:

«Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho.

Lo que quiero que hagas es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida. Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti.

Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros y fríos que tú mismo construiste y que dices que son mi casa. Mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas. Ahí es en donde vivo y ahí expreso mi amor por ti.

Deja ya de culparme de tu vida miserable; yo nunca te dije que había nada mal en ti o que eras un pecador, o que tu sexualidad fuera algo malo. El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría. Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho creer.

Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas que nada tienen que ver conmigo. Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus amigos, en los ojos de tu hijito… ¡no me encontrarás en ningún libro! Confía en mí y deja de pedirme.

¿Me vas a decir a mí como hacer mi trabajo? Deja de tenerme tanto miedo. Yo no te juzgo, ni te critico, ni me enojo, ni me molesto, ni castigo. Yo soy puro amor. Deja de pedirme perdón, no hay nada que perdonar. Si yo te hice… yo te llené de pasiones, de limitaciones, de placeres, de sentimientos, de necesidades, de incoherencias… de libre albedrío ¿cómo puedo culparte si respondes a algo que yo puse en ti? ¿Cómo puedo castigarte por ser como eres, si yo soy el que te hice? ¿Crees que podría yo crear un lugar para quemar a todos mis hijos que se porten mal, por el resto de la eternidad? ¿Qué clase de dios puede hacer eso?

Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, de cualquier tipo de leyes; esas son artimañas para manipularte, para controlarte, que sólo crean culpa en ti. Respeta a tus semejantes y no hagas lo que no quieras para tí. Lo único que te pido es que pongas atención en tu vida, que tu estado de alerta sea tu guía.

Amado mío, esta vida no es una prueba, ni un escalón, ni un paso en el camino, ni un ensayo, ni un preludio hacia el paraíso. Esta vida es lo único que hay aquí y ahora y lo único que necesitas. Te he hecho absolutamente libre, no hay premios ni castigos, no hay pecados ni virtudes, nadie lleva un marcador, nadie lleva un registro. Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.

No te podría decir si hay algo después de esta vida, pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir. Así, si no hay nada, pues habrás disfrutado de la oportunidad que te di. Y si lo hay, ten por seguro que no te voy a preguntar si te portaste bien o mal, te voy a preguntar ¿Te gustó?… ¿Te divertiste?… ¿Qué fue lo que más disfrutaste? ¿Qué aprendiste?…

Deja de creer en mí; creer es suponer, adivinar, imaginar. Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti. Quiero que me sientas en ti cuando besas a tu amada, cuando arropas a tu hijita, cuando acaricias a tu perro, cuando te bañas en el mar.

Deja de alabarme ¿qué clase de Dios ególatra crees que soy? me aburre que me alaben, me harta que me agradezcan. ¿te sientes agradecido? demuéstralo cuidando de ti, de tu salud, de tus relaciones, del mundo.

¿Te sientes mirado, sobrecogido?… ¡expresa tu alegría! esa es la forma de alabarme. Deja de complicarte las cosas y de repetir como perico lo que te han enseñado acerca de mí. Lo único seguro es que estás aquí, que estás vivo, que este mundo está lleno de maravillas.

¿Para qué necesitas más milagros? ¿para qué tantas explicaciones? no me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro… ahí estoy, latiendo en ti.»

Spinoza.

Acerca de Chewfacha

Pienso, procrastino, luego existo #UnstoppableEntrepeneur en Twitter y en Instagram soy @Chewfacha y me dedico full time a Enlaces & Marketing
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s